domingo, 9 de noviembre de 2008

F. Chopin - Nocturno op. 9 nº 2 en Mi b mayor



Quizas de los nocturnos mas emotivos que hayan salido de las manos compositoras de Chopin, esta pieza representa la melancolía más pura. Presentada en un melodia que narra el fluir de un pensamiento nocturno y como este se va complejizando mas, como la cabeza va agregando cosas, como se "maquina". Esto se nota en su primera parte, donde aparece la primer melodía, y ya en la segunda, aparece la misma melodía pero con agregados. Hay una tercer parte (que en realidad es segunda, si tomamos la anterior como una repeticion de la primera) mas seria y quizas mas resignada con un estallo de furia que, con un puente, retoma el pensamiento anterior... y asi vuelve la melodia del principio.

El final, es el adormecimiento, es el aquietamiento de la cabeza. Quizas cuesta, porque en el estado de adormecimiento nos invaden los pensamientos que fluyen libremente, es un estado en que no hay represion de los mismos, y esto quizas nos inquiete. Pero finalmente, termina la noche... finaliza el nocturno

No hay comentarios: